Entre el Cielo y el Suelo

Inicio la singladura de mi blog personal con el deseo sincero y los sentimientos más intensos por todas las circunstancias personales y profesionales que ocupan mis pensamientos y espolean mi vida. Son tantos los sentimientos, desde los  inconfesables a los públicos y notorios que  debo imponerme  a mi mismo que  sólo con serenidad y autorreflexión vayan viendo la luz uno a uno, vayan destilando gota a gota  desde mis adentros como en la elaboración de los más preciados licores, que los hay dulces y amargos al paladar y se eligen o se descartan dependiendo a veces no sólo por el placer bucal,  también por el ánimo, el momento del día o  por el recuerdo proustiano que el sabor pueda retrotraernos a momentos más felices.  Se trata de verter lo que se siente  tras la necesaria maceración mental.

Entre el cielo y el suelo  pasa todo, el juego de la vida con sus grandezas y sus vilezas, entre altas y bajas pasiones, pues la pasión a mi entender es la energía  vital, la que inspira nuestros comportamientos y nuestros deseos, la que nos genera dinamismo y motricidad interna y externa. Hablar de un hombre sin pasiones es como afirmar su estado vegetativo o tal vez terminal…Y hacer las cosas de forma “desapasionada” es sin duda desnaturalizar, desnatar nuestra  fuerza más esencial.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en General. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s